Noticias falsas en Internet: El culpable eres tú

Noticias falsas en Internet: El culpable eres tú

Si hace quince o veinte años hubiésemos hablado de desinformación probablemente habríamos culpado de ella a los medios de comunicación. Las noticias nos llegaban básicamente por los tres medios tradicionales. Prensa, radio y televisión se repartían el privilegio de informar. Internet, en mayor o menor medida, ya formaba parte de nuestras vidas, pero las redes sociales aún eran coto privado de bares y cafeterías. Recordemos que Facebook vio la luz a principios de 2004.

Con la proliferación de las redes sociales, todo cambió para siempre. Internet ha permitido una nueva forma de publicar, compartir y consumir información con muy pocas regulaciones o estándares editoriales. La sobrecarga de información y, sobre todo, la falta de conocimientos sobre el funcionamiento de Internet ha contribuido a un aumento de las noticias falsas. Nos han dado pistolas, pero no nos han enseñado a disparar.

Y es que las redes sociales han hecho que sea muy fácil para cualquier persona publicar contenido en un sitio web, blog o perfil de redes sociales consiguiendo llegar a grandes audiencias. Y no debemos perder de vista que muchas de las cosas que leemos en Internet, especialmente en las redes sociales, pueden parecer ciertas pero a menudo no lo son. Hay que tener presente, que las noticias falsas han sido creadas para desinformar o engañar deliberadamente a los lectores. Por lo general, estas historias se crean para influir en los puntos de vista de las personas o causar confusión. Pero cuando esa influencia hace que una sociedad opine lo que el creador de la noticia quiere, tenemos un problema y grande.

En una reciente publicación Hugh Linehan, editor de arte y cultura de “The Irish Time” señaló: “Los medios ya no se consumen de manera pasiva: cientos de millones de personas crean, comparten, les gusta, comentan, atacan y defienden de diferentes maneras. Y los algoritmos utilizados por las compañías tecnológicas más poderosas, en particular Google y Facebook, están diseñados de manera brillante para personalizar y adaptar estos servicios al perfil de cada usuario».

Dicho de otro modo, cuando iniciamos sesión en una red social se nos presentan noticias, artículos y contenido basados en nuestras propias búsquedas en la red. Este tipo de contenido tiende a reflejar nuestros propios gustos, puntos de vista y creencias y, por lo tanto, nos aísla de puntos de vista y opiniones diferentes. Es lo que se conoce por “burbuja de filtro”.

¿Y cómo solucionamos esto? Pues en tu mano y en la mía está el seguir dando cancha a los bulos, o hacer un ejercicio de responsabilidad y contrastar la información antes de compartirla. ¿Te apuntas?

¿Te ha gustado? Compártelo... Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Xing
Xing
Email this to someone
email
Print this page
Print

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información en nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies